Home / Noticias / Malteser International acude en auxilio de los miles de desplazados por el conflicto en Mosul

Malteser International acude en auxilio de los miles de desplazados por el conflicto en Mosul

Malteser-International-Mosul-April-2016[1]Se teme que muchos más se unan a ellos, mientras prosiguen los enfrentamientos

Malteser International, la organización de ayuda internacional de la Orden de Malta, ha activado un dispositivo de ayuda para miles de desplazados internos que huyen de los enfrentamientos cerca de Mosul, en lo que los agentes humanitarios temen que pueda ser el principio de una gran ola de refugiados. El 26 de marzo llegaron cerca de 2.000 personas al pueblo de Makhmour, en territorio kurdo, después de haber quedado atrapados durante días entre los dos frentes, sin agua ni alimentos. “La situación humanitaria puede calificarse de catastrófica”, afirma Lisa Hilleke, coordinadora de Malteser International en Erbil. “Por razones de seguridad, todos los desplazados han sido reagrupados en un único edificio que sólo cuenta con 19 retretes, y se ven obligados a dormir hacinados. Es el caldo de cultivo perfecto para cualquier enfermedad”.

Tras pasar un año y medio bajo control de Daesh, muchos de los desplazados han llegado ya en condiciones degradadas, debido a la falta de medidas de higiene, la contaminación de las aguas, la escasez de fármacos y vacunas, y las fuertes limitaciones en la atención médica en las zonas ocupadas por Daesh. Estas personas necesitan urgentemente una atención médica y unas instalaciones adecuadas. Malteser International ha aportado dos contenedores de material de higiene, cuyo objetivo es mejorar las condiciones de vida de los desplazados y reducir el riesgo de enfermedades. Gracias a la coordinación establecida con organizaciones de ayuda locales y con organismos de Naciones Unidas, Malteser Internacional ofrece una vez por semana atención médica a bordo de una clínica móvil gestionada en colaboración con su socio local, TCCF. “No obstante, necesitamos urgentemente encontrar una solución permanente”, señala Hilleke.

Mientras tanto, los equipos se preparan, en respuesta a los temores de que los desplazados recién llegados a Makhmour sean solo los primeros de muchos miles más. “Seguimos de cerca la situación en estrecha colaboración con nuestros socios locales e internacionales, y nos estamos preparando para prestar más ayuda”, afirma Hilleke. “La prestación de servicios médicos será nuestra principal prioridad”.
Malteser International trabaja en Irak desde 2004 y cuenta con una serie de proyectos en la región autónoma del Kurdistán, en el norte del país. Desde agosto de 2014 se ha centrado en la atención médica y la ayuda de emergencia a los desplazados y refugiados de la zona.

Malteser International solicita urgentemente donativos para ayudar a las personas afectadas:
www.malteser-international.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *